Música Polaca

La música polaca tiene una larga tradición. Su momento cumbre llegó en el siglo XIX y hoy podemos señalar, sin atisbo de duda, los personajes más importantes cuya obra fue para los polacos, y a veces para el mundo entero, transcendental. Dicha obra también está indisolublemente ligada al destino de Polonia que, por su situación geográfica, estaba bajo la influencia de las potencias que la rodeaban.

A finales del siglo XVIII, cuando Francisco de Goya ya era oficialmente pintor de cámara en la corte del Rey Carlos IV en Madrid, Polonia desapareció del mapa del mundo: el destino del estado polaco fue marcado por el acuerdo entre Rusia, Prusia y Austria. Asimismo, el territorio de Polonia quedó dividido entre estos tres países. Los compositores polacos del siglo XIX comenzaron a explorar los temas nacionales, recurriendo a la cultura popular. La música suponía una manifestación de patriotismo y la expresión de pertenencia a la nación polaca.

Frederic Chopin, compositor polones

Frederic Chopin, compositor polonès

A principios del siglo XIX, apareció un genio, Fryderyk Chopin, que sabía “hablar” con claridad tanto a los suyos como a los de otras nacionalidades. Era hijo de una polaca y un francés y, por llevar un apellido francés, a menudo no era considerado polaco. Cuando, a los 20 años, tuvo que abandonar Polonia, no pensó que fuera a ser para siempre. Su gran éxito primero en París, adonde se trasladó en 1830, y luego en toda Europa occidental, demostró que el lenguaje de su música trascendía el sentimiento polaco. Chopin se impregnaba del clima de la Europa romántica, convirtiendo su arte en el símbolo del Romanticismo en la música. A pesar de haber tenido una vida corta, ya que murió a los 39 años, su genialidad ha quedado impresa en la historia de la música mundial para siempre.

El siglo XIX fue también la época de otros músicos-virtuosos. Henryk Wieniawski, competidor del mismísimo Paganini, era el último virtuoso del violín que pasó a la historia de la música también como compositor. Se graduó en el Conservatorio de París cuando sólo contaba con 11 años de edad y, en 1850, comenzó a dar conciertos, tocando en muchos países europeos y en los Estados Unidos y despertando en todas partes un entusiasmo indescriptible.

Karol Szymanowski, compositor polonés

Karol Szymanowski, compositor polonès

Contrariamente a los estereotipos, la música polaca del siglo XIX no se limita a la obra de Fryderyk Chopin y Henryk Wieniawski. Otro exponente de la época era Karol Szymanowski, un compositor que introdujo la música polaca en la modernidad y que igualaba, en términos de popularidad, a los impresionistas franceses. Al principio, se inspiraba en la música de Debussy. Sin embargo, más adelante, fue más allá y, cruzando los límites del contexto polaco, mostraba interés por el humanismo en un sentido más amplio, conjugando elementos provenientes de la Antigüedad y del Oriente. Hoy en día, se le considera uno de los compositores europeos más destacados de la primera mitad del siglo XX y el mundo no deja de descubrir su genialidad.

Después de Szymanowski, aunque Polonia había sido golpeada por el cataclismo de la Segunda Guerra Mundial, en el firmamento de la música polaca empezaron a brillar dos compositores como si de estrellas se tratara: Witold Lutosławski y Andrzej Panufnik. Lutosławski realizaba su actividad enfrentándose al opresivo sistema socialista del país y Panufnik eligió la vida en el exilio. Veinte años más tarde, la música polaca fue bendecida con la aparición de la “generación `33”, a la que pertenecían los compositores que, en la segunda mitad del siglo XX, ocuparon el parnaso musical. Se trata de Krzysztof Penderecki, Henryk Mikołaj Górecki y Wojciech Kilar.

Los músicos polacos lograron un notable éxito también en el campo de la música jazz, creando un estilo único, a menudo denominado “la escuela polaca de jazz”. Especialmente en los años sesenta y setenta del siglo XX, la música jazz polaca gozaba de gran reputación, tanto en Polonia como fuera de sus fronteras.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?